sigma  >  sala de prensa  >  Notas informativas
Notas informativas

LA PRESCRIPCIÓN DE LA ACCIÓN DE RECLAMACIÓN DE CANTIDAD

27 SEP 2016

El pasado 6 de octubre de 2015, se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, entrando en vigor al día siguiente de su publicación.

 

Una de las reformas más importantes que trajo consigo la Ley 42/2015, fue la modificación del plazo general de prescripción. A continuación se analiza la repercusión de tal modificación, concretamente, sobre las acciones de reclamación de cantidad.

 

La de reclamación de cantidad,es una acción personal para la que el código civil no señala un plazo especial de prescripción. El artículo 1.964.2 del Código Civil, en su redacción actual (dada por la Ley 42/2015) establece lo siguiente:

“Las acciones personales que no tengan plazo especial prescriben a los cinco años desde que pueda exigirse el cumplimiento de la obligación. En las obligaciones continuadas de hacer o no hacer, el plazo comenzará cada vez que se incumplan.”

 

En virtud de la redacción actual del precepto, la prescripción para las acciones personales que no tengan señalado plazo especial, será de cinco años desde que pudo reclamarse el cumplimiento de la obligación. Sin embargo, la disposición transitoria quinta de la Ley 42/2015, regulaba el régimen de prescripción para las relaciones ya existentes en el momento de entrada en vigor de la citada ley de la siguiente manera:

“El tiempo de prescripción de las acciones personales que no tengan señalado término especial de prescripción, nacidas antes de la fecha de entrada en vigor de esta Ley, se regirá por lo dispuesto en el artículo 1939 del Código Civil.”

 

Por su parte, el artículo 1.939 del Código Civil reza como sigue:

“La prescripción comenzada antes de la publicación de este Código, se regirá por las leyes anteriores al mismo; pero si desde que fuere puesto en observancia transcurriese todo el tiempo en él exigido para la prescripción, surtirá ésta su efecto, aunque por dichas leyes anteriores se requiriese mayor lapso de tiempo.”

 

Por lo tanto, interpretando conjuntamente los preceptos anteriormente transcritos, llegamos a la conclusión de que para la interposición de acciones cuya prescripción se inició con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 42/2015, el plazo será el que resultara de aplicación para dicha acción en el momento en que dicha prescripción comenzó pero, como máximo, este plazo no podrá prolongarse más allá de cinco años desde de la entrada en vigor de la Ley 42/2015; es decir, que para el caso de que nos encontremos ante una acción sujeta al antiguo plazo de prescripción de quince años, cuyo cómputo se iniciara, por ejemplo, en el año 2010, no podría extenderse el plazo de prescripción hasta el año 2025 sino que, aplicando lo regulado en el artículo 1.939 Cc in fine, el plazo de prescripciónse agotaría el 7 de octubre del año 2020.


Celia Bouzas Gonzalez

Abogada

Copyright © 2016 SIGMA Abogados. All Rights Reserved.   Aviso legal.